Con efectos de 12 de mayo de 2019, el RD-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajado modifica el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores (ET) instaurando el deber de la empresa de garantizar el registro diario de jornada. A fin de esclarecer las dudas más comunes que se plantean muchos de nuestros clientes, analizamos a continuación las cuestiones más relevantes sobre la materia:

¿A qué tipo de trabajadores, sectores profesionales y empresas se aplica el registro horario?

Dicha medida se aplica a todos los trabajadores, al margen de su categoría o grupo profesional, a todos los sectores de actividad y a todas las empresas, siempre que estén incluidas en el ámbito de aplicación que define el artículo 1 del ET. Además dicha obligación se extiende respecto a trabajadores “móviles”, comerciales, temporales, trabajadores a distancia o cualquier otra situación en la que la prestación laboral no se desempeñe, total o parcialmente, en el centro de trabajo de la empresa. Las únicas excepciones serán:

  • Relaciones laborales de carácter especial, pues habrá que atender a la normativa específica. En concreto, están exentos de la aplicación de la norma el personal de alta dirección. Cuestión distinta es el supuesto de trabajadores que no siendo estrictamente alta dirección tienen pactado un régimen de libre disponibilidad del tiempo de trabajo o forma parte de sus obligaciones contractuales su plena disposición horaria para el cabal cumplimiento de su actividad profesional. En estos casos la jornada diaria debe ser objeto de registro, sin perjuicio de la acreditación de su tiempo de trabajo mediante el pacto de disponibilidad horaria, interpretándose que la retribución obtenida por el trabajador compensa esa mayor exigencia de tiempo de trabajo.
  • Trabajadores que cuenten con un régimen específico o particular en materia de registro de jornada, es decir, los trabajadores con contrato a tiempo parcial para los que ya existe una obligación de registro regulada en el artículo 12.4.c) ET y los trabajadores que cuenten con registros específicos regulados en el RD 1561/1995 sobre jornadas especiales de trabajo, y que son los llamados en el propio RD trabajadores móviles (determinados transportes por carretera), trabajadores de la marina mercante y trabajadores que realizan servicios de interoperabilidad transfronteriza en el transporte ferroviario.
  • Otras relaciones o prestaciones de trabajo excluidas del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores, como socios trabajadores de cooperativas, autónomos, etc, para los que no existe obligación de registro horario.

¿Qué contenido tendrá el registro diario de jornada y qué sistema de registro se aplica?

El registro diario debe contener el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada trabajor/a. Por tal motivo, recomendamos que se objeto de registro todo aquello que forme parte de la misma, es especial lo relativo a pausas diarias obligatorias legal o convencionalmente previstas, o voluntarias, para permitir eludir la presunción de que todo el tiempo que medie entre el inicio y finalización de jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo.

Con respecto al medio a emplear por la empresa para llevar a cabo el registro, la norma no especifica una modalidad específica o predeterminada sino que únicamente se limita a señalar que debe llevarse a cabo día a día e incluir el momento del inicio y finalización de la jornada. Por tanto, será válido cualquier sistema o medio apto para cumplir el objetivo legal, esto es, proporcionar información fiable, inmodificable y no manipulable a posteriori, ya sea por el empresario o por el trabajador. Para ello la jornada debe documentarse en algún tipo de instrumento que garantice la trazabilidad y rastreo fidedigno e invariable de la jornada una vez registrada.

¿Es necesario contar con algún medio concreto de conservación? ¿Qué debe ser objeto de conservación por la empresa?

Será válido cualquier medio de conservación siempre que se garantice su preservación y la fiabilidad e invariabilidad a posteriori.

Por otro lado, y a diferencia del registro de los contratos a tiempo parcial, el deber de conservación se extiende a los registros diarios y no se prevé la totalización de los mismos en periodos más extensos, sin perjuicio de las obligaciones previstas en el caso de horas extraordinarias.

¿Qué significa que los registros permanecerán a disposición de los trabajadores, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social?

Dicha exigencia debe interpretarse en el sentido de que sea posible acceder a los mismos en cualquier momento. Está obligación está establecida directa y expresamente en la Ley por lo que no puede ser condicionada en ningún caso, por tanto los registros deberán permanecer físicamente en el centro de trabajo o, en su caso, ser accesibles de forma inmediata. Además, la obligación de conservación subsiste durante cuatro años para la empresa.

¿Conlleva sanción el incumplimiento de lo anterior?

Se considerará infracción grave no tener el registro de jornada y será sancionable con una multa máxima de 6.250€. En el caso de que concurran múltiples incumplimientos de la norma que afecten a diferentes trabajadores, se impondrá una sola sanción.

 

PMR Abogados & Asesores pone a disposición de todos sus clientes un software de control horario de forma totalmente gratuita. Software que garantiza el cumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa reguladora evitando sanciones en la materia.Puede consultar nuestras tarifas de Asesoría Laboral y servicios incluidos en dicho pack en nuestra web.