En esta entrada no solo queremos compartir una buena noticia sino también poner en antecedente a nuestros lectores de la actuación de determinadas entidades bancarias cuando se enfrentan a casos como el presente. En este supuesto, la entidad Caixabank, S.A. ofrece una “dación en pago” de la vivienda hipotecada a sus clientes, residencia habitual de los mismos. El matrimonio, a fin de evitar un procedimiento judicial, acepta la propuesta (que incluía la firma de un alquiler social de la vivienda) y acuden a Notaría para la firma de la operación. Muy a su pesar, firman la escritura (de compraventa no de dación en pago de deuda) y tras varios intentos amistosas para regularizar su situación mediante la firma del contrato del alquiler social, la entidad compradora presenta denuncia contra los ocupantes por delito de usurpación de vivienda ¡Sorpresa!
 
1º Diferencia entre compraventa y dación en pago de deuda de la vivienda habitual
 
Es muy usual que las entidades gestionen la operación como compraventa y no como dación en pago de deuda y ello tiene consecuencias fiscales importantes. Mientras la dación en pago de la vivienda habitual se encuentra exenta de tributación, la operación de venta de un inmueble puede incidir en el IRPF del vendedor si dicha operación genera una ganancia patrimonial. Primer error.
 
2º Alquiler social de vivienda
 
Como dice el dicho “las palabras se las lleva el viento”, de ahí la importancia de tramitar el contrato de alquiler social de la vivienda de forma paralela a la firma de la dación en pago de deuda, de lo contrario, podremos encontrarnos con situaciones nada agradables, tal y como le ocurrió a nuestro cliente. Promesas que no se cumplen, largas y más largas de los empleados de la sucursal, denuncias o demandas. La normativa de protección de deudores hipotecarios prevé dicha posibilidad si se cumplen ciertos requisitos, una gestión adecuada de la operación puede ahorrarnos disgustos futuros.
 
 
Y como no hay nada más práctico que un ejemplo real, compartimos con ustedes la reciente sentencia absolutoria dictada por el Juzgado de Instrucción nº 4 de San Cristóbal de La Laguna en procedimiento de delito leve de usurpación tras denuncia de la entidad compradora contra nuestro cliente.

Puede consultar la sentencia en el siguiente enlace:

SENTENCIA BLOG